CÓMO DISFRUTAR LAS COMIDAS LOS FERIADOS Y FINDES SIN DESCUIDARNOS

Los fines de semana son un momento para relajarse, disfrutar de salidas y encontrarse con amigos y familiares. Muchas veces estas situaciones llevan a comer desmedidamente y a que los buenos hábitos logrados de lunes a viernes queden olvidados.

Es importante —dentro del descanso— mantener cierto orden en las comidas, no saltearlas para evitar picoteos, y realizar alguna actividad física que se disfrute, preferentemente al aire libre (como realizar caminatas, andar en bicicleta o patinar) para que todo el placer no esté relacionado solo con el acto de comer.

El darse “algunos gustos” está contemplado dentro de una alimentación saludable, e, incluso, para los que están queriendo bajar de peso. Sin embargo, a veces lograr esto no es sencillo. A continuación, te damos algunas sugerencias:

-No te propongas dietas estrictas en la semana. El deseo de querer adelgazar rápido puede hacerte pensar que ese es el camino, pero te hará perder el control cuando estés en frente de algo tentador. Por eso, conviene no generar una deuda de hambre que se termina pagando el fin de semana con abundante comida.

-Lográ un ambiente seguro en casa. Por ejemplo, no mantengas en el freezer kilos de helado a tu disposición. Evitá comprar facturas por docenas, queso por horma o tener las alacenas repletas de lo que te tienta. Es mejor comprar la porción justa de aquello que elegís para darte el gusto.

-Da rienda suelta a tu creatividad para variar el desayuno o la merienda. Es buena idea aprovechar el fin de semana para preparar opciones ricas y saludables: licuados de frutas con panqueques de avena, tostadas con huevo revuelto y palta o un rico budín con harina integral y frutas.

-Anticipate y planificá. Si sabés, por ejemplo, que el sábado por la noche asistirás a una cena de cumpleaños, procurá no incluir en las comidas anteriores alimentos no saludables o con exceso de calorías.

-Si salís a comer afuera…Hay varias estrategias que pueden ayudarte a mantener el control en esta situación: en primer lugar, realizá una colación antes de salir, para no llegar con excesiva hambre y terminar atacando la panera o no midiendo la porción. Pensá desde antes qué menú vas a encargar, así evitás tentarte con algo de la carta. Compartir los platos, en caso de que se sirvan muy abundantes, también es una buena opción.

– Moderá el consumo de alcohol. Este aporta muchas calorías vacías (sin nutrientes) y acentúa la falta de control con la comida.

Tras leer estos tips, vemos que cuidarse durante el fin de semana y darse algunos gustos sin desbarrancar con las comidas es posible, solo hay que prestar atención y organizarse.

Lic. Mariana Patron Farias @nutricoach.ar

Share: