Las encías sanas no sangran

Muchas personas experimentan sangrado de sus encías al cepillarse los dientes o al morder  una manzana por ejemplo.

¿Qué significado tiene este signo?

Debemos partir de una premisa: Una encía sana no sangra nunca.

Como no se acepta que sangre nuestra nariz o nuestros oídos, tampoco debe aceptarse el sangrado de las encías, pese a lo común de este hecho.

El sangrado gingival es sinónimo de encía enferma.

Daremos respuesta a dos preguntas:

1º ¿Por que sangra la encía?

2º¿ En que enfermedad se presenta?

1º ¿Por qué sangra la encía?

Ante la presencia de bacterias que se pegan al diente próximas a la encía (placa bacteriana), esta se inflama. Esta inflamación que ocurre en la parte interna de la encía, determina generalmente un enrojecimiento del margen gingival, aumento de volumen del mismo y sangrado.

2º ¿En que enfermedad se presenta?

Es signo fundamental de dos enfermedades muy comunes: la gingivitis , en la cual el hueso que soporta al diente no está involucrado, y la Enfermedad Periodontal (antigua piorrea alveolar o paradentosis) en la cual si se produce la pérdida ósea y que si no se trata puede terminar con la pérdida del diente.

Ambas enfermedades son reversibles (especialmente la gingivitis y la Enfermedad Periodontal incipiente.)

Si le sangran las encías concurra a su odontólogo, este podrá solucionar este problema y evitar males mayores.

Principios de todo tratamiento Periodontal

1º Enseñanza de higiene bucal correcta (uso de cepillo dental y elementos interdentarios: hilo dental, palillos o cepillos interentarios)

2º “Limpieza” de los dientes por el profesional.

3º Control periódico de un profesional (cada 4/6 meses).

Para lograr éxito en el tratamiento deben cumplirse en forma rigurosa los tres pasos señalados.

 

 

Fuente Bucaltac

Share: